13/12/2017 - 31/01/2018 - Art Gallery BTH hotel

EXPOSICIÓN - SALSA LA POSESIÓN RÍTMICA
Chango Ta Veni!
Descarga Interna
Descarga Interna 2
Idilio
0H.salsadura3
0H.fusionritmica1
0H.fusion3
0H.deliriosalsero1
0H.almostblue1
0H.fuegoenel23
0H.derumbaalcallao2
0H.lascarasdelasalsa2
0H.descargachalaca1

 “Mete la mano en el bolsillo 
Saca y abre tu cuchillo y ten cuidao 
Póngame oído en este barrio muchos guapos lo han matao.”

Rubén Blades, Calle luna, calle sol


La música es una de las formas más importantes de relación entre las personas, es la manifestación corporal y sonora del alma y su libertad ante todas las adversidades de la vida. Según el maestro Angel Quintero Rivera, esta es “la organización humana del sonido”. En mis trabajos deseo proyectar ambientes que giran alrededor de la música. Sobre todo, géneros de sonido mestizo, que combinan la riqueza de la trayectoria musical occidental fusionados con la herencia africana, como el jazz, los ritmos negros del Perú y, en especial, la salsa. 

“Cuando aquí llegaban esos negreros 
Africanos en cadenas besaban mi tierra 
Esclavitud perpetua.”

Joe Arroyo, Rebelión

Sin embargo, la salsa no se refiere a un ritmo en particular, su autenticidad está en el barrio, en su mayoría descendientes de esclavos y gente que tuvo que migrar a los suburbios de las grandes ciudades. Es distintivo en sus canciones, prodigarse de problemas sociales como la esclavitud, la discriminación, la violencia, la delincuencia, las drogas, el sufrimiento y el amor. En la rumba cotidiana, parece contradictorio el goce de la gente con el contenido de las canciones. Pero, para eso existen las descargas, y así darle un poco de “azúcar” a la amargura, y poder sobrellevar la dura cotidianeidad.

 

“Yo canto salsa porque en la salsa 
Yo encuentro siempre lo que hace falta 
Para cantarle a mi sufrimiento 
Lo que no cabe sufrir por dentro 
Y con la excusa de su sabor 
Le pongo música a mi dolor “

Fania All Stars, Por eso yo canto salsa

 

En mis pinturas recojo la euforia, el dolor, la contradicción del mensaje y, sobre todo, la expresión corporal del baile. La salsa es raramente pasiva, hay una constante comunicación entre la espontaneidad de los cuerpos poseídos por el ritmo y los instrumentos, una sincronización y casi fusión de ellos en el espacio.


¿Cómo es que el cuerpo se posee con el ritmo y empieza a elaborar unos movimientos que responden inconscientemente a toda la herencia cultural que esconden estos sonidos?

 

Verónica Penagos Gallart