Verónica Penagos Gallart, artista - arquitecta.

Lima Perú - 1990

 

Concibo al arte como una práctica flexible y en eterno proceso, desde la cuál mutan mis límites. 

Gran parte de mis prácticas artísticas son formas de percepción, a través de diversos medios,  de ambientes que giran en torno a la música; sobre todo, géneros de sonido mestizo, como los ritmos afro-peruanos  y la salsa. Me gusta ser parte de estos espacios en el baile ya que los códigos cambian, las valoraciones mutan y el lenguaje de vuelve puramente corporal.

En el 2008 inicié mis estudios en la facultad de arquitectura de la Universidad Pontificia Católica del Perú (PUCP). Al obtener mi licenciatura, en el 2015, me dediqué a desarrollar proyectos arquitectónicos y  artísticos. Trabajé por dos años y medio (2016-2018), como arquitecta asociada, en la empresa “Taller Temporal” formada por el arquitecto Joaquín García Calderón, junto con otras tres socias,  Alexa Guerra, Luciana Graña y Jose Carlos Rossell. El objeto del estudio fue el diseño y gestión de proyectos arquitectónicos, urbanísticos y museográficos. Durante el tiempo que estuve, el estudio gestionó 25 proyectos, hoy en día se encuentra en pausa.

 

Por otro lado, al concluir la carrera de arquitectura, decidí comenzar mis proyectos artísticos, individuales y colectivos, de forma más seria; es decir, disponiendo de un espacio y tiempo para desarrollar mis prácticas artísticas. Mi aproximación al arte fue desde muy pequeña, mis cuadernos escolares están llenos de dibujos, siendo este el medio con el que siempre me sentí más a gusto para expresarme. 

En el año 2016, me anoté en dos concursos nacionales. El primer concurso fue el “I concurso de dibujo – dos generaciones” del Centro Cultural Británico, en el cual quedé finalista y expuse el proyecto “La materialidad de la Angustia”. El  siguiente concurso fue el de “Arte en Situ” del centro cultural Ricardo Palma, en donde, junto con dos colegas arquitectas - Gabriela Aquije y Luciana Graña -, obtuvimos el primer puesto, con nuestra instalación “Retícula” que expusimos en Noviembre del 2016. Además, en el transcurso del 2017 trabajé para una muestra de dibujo y pintura llamada “Salsa, La posesión rítmica” la cual se inauguró el 13 de Diciembre del 2017 en el Hotel BTH basada en mis percepciones, como bailarina y observadora del mundo salsero peruano, y en las reflexiones que realicé en el curso “Salsa y Sociedad” de la Pontificia Universidad Católica del Perú en el año 2015. En el 2018, continué mis trabajos artísticos con respecto a la salsa para la exposición "Callao, de alma salsera" en el espacio Fugaz del Monumental Callao.  Aparte de estas exposiciones individuales, en los últimos tres años, he participado en nueve exposiciones colectivas en distintas ciudades,  Lima, Cusco, Arequipa y Varsovia.

 

En el año 2019 hice una investigación a través del arte en Barcelona, como proyecto final del Máster de Investigación en Arte y Diseño de las universidades EINA y UAB.  El proceso en esta indagación fue abordado desde una aproximación fenomenológica, en donde las preconcepciones que he adquirido del cuerpo no se impongan sobre la experiencia corporal que obtenga en mis prácticas. Así, me permití explorar, de forma transdisciplinar, entre la danza, el trazo, la poesía y la reflexión; con el fin de que el tejido entre los distintos medios me permita percibir el aparecer del “cuerpo indeterminado", una intuición inscrita en un juego de palabras que critica a la mente descorporeizada y me invita a profundizar en la sensación del cuerpo como una totalidad compleja que no termina en sí mismo.